Huacas del Sol y de la Luna

La Huacas del Sol y de la Luna, es un complejo arqueológico conformado por dos monumentos o santuarios, legados de la cultura Moche, estos se encuentran localizados en el Cerro Blanco, en el valle de Moche, en el distrito del mismo nombre, dentro de la provincia de Trujillo, en el departamento y región de La Libertad.

Ambas Huacas presentan estructuras piramidales separadas por medio kilómetro (trayecto en el que se sabe que existieron distintas construcciones), siendo la primera de mayor extensión, a tal grado que es comparable con las pirámides egipcias de Saqqara. Las dos pirámides forman parte de un complejo urbano, en la que también son apreciables construcciones residenciales de adobe destinadas al sector dominante de la Cultura, junto con plazas y talleres.

La Huaca del sol, presenta una base de forma rectangular, cuyas dimensiones son de 345 metros de largo por unos 160 de ancho y tiene una altura no menor de 42 m. El material de construcción de esta es de adobe, y se estima que en su edificación se utilizaron al menos 143 millones de ellos. En la pirámide se ha podido localizar la presencia de un enterramiento que pertenecería al primer periodo Mochica y que habría respondido a finalidades rituales. Esta Huaca fue el centro político administrativo de esta cultura y de vivienda para la alta sociedad moche. La huaca fue parcialmente destruida por los españoles al desviar el cauce del río, dañando una parte importante. No se han hecho muchos trabajos arqueológicos, a diferencia de la Huaca de la Luna, por falta de presupuesto, pero se iniciaron en el año 2011.

La Huaca de la Luna, es un complejo arquitectónico compuesto por dos templos sagrados con forma de pirámide trunca, denominados Templo Viejo y Templo Nuevo, construidos completamente de tierra, a donde solamente ingresaban personas privilegiadas, ya sea para rendir culto a sus dioses o para ofrendarles su vida. La Huaca se encuentra conformada por tres plataformas, y en época antigua habría estado rodeada por paredes hechas de adobe. Ademas, antes  del amurallamiento es perceptible la presencia de un patio en la parte baja; y en la parte alta se encontraban recintos y un altar a los que se accedía gracias a una rampa.

Se reconocen distintos periodos, siendo la primera plataforma de datación Mochica I, es decir durante la aparición de esta cultura, y la tercera plataforma a Mochica III. Durante su época de vigencia como huaca, para los pobladores moches, este recinto se encontraba enlucido con murales, relieves en los que se observan sus deidades caracterizada por la presencia de llamativos colmillos en la boca. Es importante, sobre todo, un mural ubicado en un espacio de acceso restringido, y al que se conoce con el nombre de “Rebelión de los objetos animados” donde se observa a las vestimentas y armas de guerreros enfrentando y venciendo a estos, para ofrecerles su sangre a dos deidades. Su riqueza iconográfica y estética es de un valor universal excepcional que responde a un patrón que se manejó a lo largo de siete siglos. También constituye un testimonio excepcional de la tradición cultural Moche porque en ella se materializa el poder político a través de las ideas religiosas, donde el templo, el espacio más sagrado en la comunión entre el hombre y sus dioses, se asocia a la montaña sagrada, escalera al mundo de las divinidades y divinidad misma

Respecto a los hallazgos arqueológicos dentro de esta Huaca es necesario mencionar la presencia de los restos de 40 guerreros sacrificados, en especial de jóvenes y adultos, de los cuales se han hallado evidencias de haber sido mutilados o desmembrados, sin embargo es importante destacar que para esta cultura era un honor inmenso el poder ser sacrificado.

Para que el visitante pueda llegar hasta estas dos huacas mochicas, deberá primero viajar desde la Ciudad de Moche hasta la Campiña de Moche, trayecto que tomará en bus o auto, 25 minutos como máximo. Ya en la Campiña, el visitante tendrá que volver a tomar un carro, por 8 minutos, hasta la Huaca de la Luna, o como otra opción, realizar una caminata de cerca de 20 minutos hasta el lugar.

El ingreso al lugar es todos los días, incluyendo feriados, el horario de visita es de 9 de la mañana hasta las 4 de la tarde y para poder ir por todo el complejo es necesario el pago de entrada:

Huaca de la Luna

  • Adultos nacionales y extranjeros: s/10.00
    Escolares S/. 3.00
    Niños S/. 1.00

Museo Huacas de Moche

  • Adultos nacionales y extranjeros: s/5.00
    Escolares S/. 1.00