Huaca Arco Iris o Huaca Dragón

Esta Huaca presenta diferentes denominaciones como Huaca Arco Iris, Huaca Dragón, Huaca Cientopies o Huaca de la Muralla Dorada; se encuentra localizada en el distrito de La Esperanza, dentro de la provincia de Trujillo en el departamento de La Libertad, y ocupa un área de 3245m

La Huaca Arco Iris, es uno de los vestigios de la más antigua ocupación de la Cultura Wari dentro del territorio, presentando, según algunos estudios, una antigüedad promedio de 1100 años. Aunque algunos dicen que se trata de un legado Chimú o aún más antiguo de la cultura Sicán, otros afirman que este adoratorio fue construido entre los años 800 y mil de nuestra era por la Cultura Moche.

A nivel arquitectónico, podemos observar que se trata de una estructura piramidal en cuyo perímetro es visible la presencia de una muralla de 60 por 54 metros en cada lado. Su única entrada está orientada al oeste, por lo que el ingreso al lugar es único. Ya en la construcción piramidal (o cuasi piramidal), pueden verse una serie de rampas que permiten el acceso a la cima de la misma.  En el segundo nivel de la pirámide, se hallaron algunos recintos destinados a ser depósitos lo que indica que no sólo era un adoratorio, sino un centro de acopio de bienes para el abastecimiento de quienes vivían allí y sus alrededores. Las investigaciones han contado un promedio de 14 de ellos, en los cuales se han podido encontrar vestigios de diferentes ofrendas así como ídolos o estatuillas hechos a base de madera.

Se utilizó el adobe como material de construcción. Es necesario mencionar respecto a los motivos de decorados (entre los que destaca la presencia de pigmentación amarilla) de esta huaca, la presencia de una serpiente bicéfala en los frisos de sus muros. Esta se encuentra representada en una escena clave, donde se la ve sobre este cuadro a modo de un arco. Esta serpiente además tiene lo que sería una cresta cuyo significado es aún una controversia ya que algunos creen que representan simplemente plumas, mientras otros algún motivo acuático. En la boca de este animal, se observa además lo que sería una criatura más pequeña pendiendo de su lengua; y en el cuerpo de la sierpe motivos felinos y reptiles, porqués finales que hacen pensar la posibilidad de la representación de la fertilidad como significado del diseño de la serpiente. Junto con el anterior ornamento, es constante la presencia de motivos geométricos en los frisos, así como los zoomorfos y antropomorfos, muchos de hechos reconstruidos. En la parte alta de la pared, se representaron danzarines en movimiento, orientados hacia la entrada.

Para poder llegar a esta huaca, es necesario un recorrido en bus (de 8 minutos máximo) desde la Plaza de Armas de Trujillo hasta el sitio. El ingreso a observar este resto arqueológico es previa presentación de un boleto (que también permite el ingreso a Huaca Esmeralda y a Chan Chan), cuyo precio es de s/11.00 para adultos, s/6.00 para estudiantes y s/1.00 para niños. Las visitas están abiertas por todo el año de lunes a domingo, desde las 9 de la mañana hasta las 4:30 de la tarde.